¿QUÉ PUEDO HACER YO?
En realidad es muy fácil ayudar, hay muchas cosas que puedes hacer tu mismo. Un pequeño cambio en tus acciones significa una ayuda para el planeta. Aquí hay algunas ideas. Inicia tu mismo poniendo el ejemplo!

Reduce al máximo el uso de productos de plástico como bolsas, botellas, popotes, desechables etc.

Usa lo menos posible los contenedores de unicel en reuniones y para empacar comida.

Usa productos desechables biodegradables, como bolsas o platos hechos de caña de azúcar o fécula de maíz que se degradan en 90 días.

No olvides separar la basura, ya que esto facilita su manejo y el proceso de reciclado.

¿En cuánto tiempo te tomas el agua de una botella plástico y la tiras a la basura?
¿En cuánto tiempo llegas a tu casa con 10 bolsas de plástico después de hacer las compras?
¿En cuánto tiempo te comes los tacos servidos en platos con bolsas de plástico?
¿En cuánto tiempo se termina la fiesta dónde usaste como 50 vasos y platos de unicel?

¿10 minutos? ¿20 minutos? ¿1 hora? ¿6 horas?

Sin embargo, EL PLÁSTICO ES PARA SIEMPRE
Sus partículas diminutas siguen existiendo toda la eternidad.


En el planeta somos 6 mil millones de personas… Si ninguno de esos 6 mil millones hace nada, no se hace ninguna cosa… Si cada uno hace una cosa, ya se hicieron 6 mil millones de cosas…

Empieza hoy tu mismo!